Oración para el lunes 20 de septiembre

Pocket

Oración para el lunes 20 de septiembre

Amado padre, gracias por permitirme ver una semana más por cada una todas tus bendiciones en mi vida, por favor Acompáñame a lo largo de todos estos días que vengan que para mí también mi familia sean de bendiciones las actividad que haremos.

Hoy desde inicio entrego mi vida, así te pido por mi familia que tú seas quien no libere de de todas las tormentas las y dificultades que nos angustien. Para así entre toda claridad y que nuestro camino sea de luz y prosperidad.

Padre celestial así como Te abro las puertas de este corazón quiero que todas las puertas en tu nombre señor nunca se me cierren. así igual a todo lo que en esta casa habitamos necesitamos de ti siempre señor tu misericordia y el amor y la bondad. Haz que cada miembro de esta familia siempre esté protegido y que ningún peligro lo alcancé.

Guíanos por los mejores caminos, cuáles son tus caminos. Que siempre que salgamos de este hogar estemos bendecidos así igual todas las personas con que compartimos que puedan sentir la bendición que sea derramada sobre nosotros permiten siempre así como salimos de nuestro humilde hogar, regresar sanos y salvos con la felicidad del deber cumplido en nuestra jornada del día a día.

Cúbrenos con tu manto milagroso cubridor de todo peligro así en cada dificultad. que se nos presente el día siempre salir en nombre con la victoria deseada, más bien al terminar el día siempre tener una sonrisa y poder decir en tu nombre logré señor lo que me comendaste.

Aleja de mi vida toda discusión o malentendido ya sea de trabajo, familiar o de amistad pues no quiero ofender a ninguno de mis semejantes, pues bien son siempre miembros de mi familia y les deseo siempre lo mejor y que encontremos la solución ante cualquier conflicto que pueda aparecer.

Señor en tus manos dejo los cuidados de toda mi familia así como de mi vida cuídalo y protégelo en donde quiera que estén, pues tú reinas en los cielos, como en la misma tierra tú todo lo ve, porque eres nuestro padre amado, amoroso y bondadoso. Muéstranos siempre la misericordia señor aún cuando hemos fallado porque quién a ti te tiene siempre tendrá Paz, amor y felicidad en su corazón, amén.