Oración para el lunes 4 de noviembre.

Pocket

Oración para el lunes 4 de noviembre.

Padre amado, ya el fin de semana ha culminado, y resplandece un lunes lleno de amor el cual anuncia que tú no has brindado un nuevo día en donde despertar Bendecido por ti. Hoy ya despierto con entusiasmo y la ilusión puesta en ti quiero darte desde lo más profundo de mi corazón las gracias por lo que tú haces con mi vida y con mi familia.

Gracias señor mío, por Mostrarme en los 7 días que pasaron tu constante compañía más en esta cuál siento desde ya que tú estás conmigo. Eres quien guía mis pasos y proteges todo lo hermoso que tengo pues gracias a ti tengo mi hogar, familia y mis seres amados protegidos con tu mano protectora.

Señor Ya el comienzo de este día pongo a tus manos todo cuadrado en esta hermosa semana que ha iniciado. Pues tú conoces mis deseos y sabes cuánto precisamos mis peticiones. Por favor, te pido que escuches siempre las peticiones que a tu nombre siempre elevamos y concédenos si es tu voluntad por lo tanto que te he pedido.

Por favor con manos siempre de salud y te suplico que no tome en cuenta los pecados cometidos y Líbranos de todo peligro y todo enemigo que quiera hacernos algún daño más alejado siempre de nuestras vidas.

Por favor, en este dia que toda actividad que realice sea bendecida y culminada por tu mano. Señor, orienta siempre así los pasos dados y encamíname por los caminos correctos, que cada uno me acerqué siempre más a ti para estar siempre bajo tu regazo protegido de todo peligro.

Ah sí señor mío te doy las gracias siempre porque tú estás ahí y escuchas mi oración. Hoy empezaré este hermoso día con alegría ilusión pues sé que me espera lo mejor. Por eso te pido que siempre seas tú mi compañía Pues a ti todo te lo confío Señor dame bondad y tu misericordia pongo todos mis planes.

Más te pido que siempre se haga tu voluntad ante la mía pues sé que tus planes son perfectos porque Gracias a ti soy lo que soy y tengo todo lo anhelado he amado en esta vida Pues a ti encuentro siempre el amor, luz y la alegría que necesita mi corazón, amén.