Oración para el miercoles 28 de agosto

Pocket

Oración para el miercoles 28 de agosto

Amado padre, en este día cuál es tu divino día me acerco a ti, para pedirte señor por mi vida y por mi familia. Pero antes que todo te doy las gracias por el regalo que me diste de ver otro día lleno de tu maravillosa bendición que tienes siempre conmigo, pues me proteges y me digas por todos los caminos que tengo que caminar.

Hoy desperté con un corazón lleno de alegría e ilusión, pues hoy sé que teniéndote a ti todas mis actividades y deseos se cumplirán. Pues no hay nada que tú no puedas hacer por nosotros que te sea imposible.

Padre mío, te ruego siempre que guíes mis pasos, no sólo a mí sino a todos mis semejantes, cuídame y abraza a toda mi familia amigos y seres queridos. Aleja de sus vida toda perturbación y todo peligro que no lo deje seguir avanzando.

Brindamos la fuerza para luchar y seguir adelante, más abrázanos siempre señor para así sentir que tú vas junto con nosotros, brindamos siempre tu sabiduría para que cada prueba que se me presente saber salir con bien de todo ello y que las adversidades que se me presente darle una buena solución.

En tus manos depósito mi vida y mi familia sé que tú no lo harás con tu bendición que en este nuevo día mis deseos se cumplen pues siempre tú nos miras con ojos de misericordia y se que caminando contigo juntos de la mano mis caminos serán de dicha y de prosperidad.

Tú cuál sabes lo que vivimos y lo que necesitamos pues tu me conoce, mi fe esta puesta en ti y en este dia haré tu voluntad Pues no sé que tú y tus planes son perfectos ante los míos. Por eso ciegamente confío en ti mi devoción está puesta en ti por favor Ayúdanos trae a mi vida la Esperanza que tanto necesitamos.

Amado santo de mi devoción, gracias por escucharme en este día Esta oración que elevó hacia ti, por favor brindamos las puertas abiertas para el bienestar y la prosperidad de mi vida y de mi familia pues en ti confío, hoy Saldré a vivir este día y entregar siempre lo mejor de mí. por favor, camina junto a mí y librarme de todo mal en mis caminos, amen.