Oración para el sábado 20 de noviembre

Pocket

Oración para el sábado 20 de noviembre

Dios amado, en este día del sábado lleno de alegría y gratitud. Porque siempre me regalas lo precioso de disfrutar y saber lo grandioso que es el regalo de la vida y de volver de donde estoy a mi hogar, me permites contemplar la obra maravillosa del mundo de tu creación el bello del azul del cielo esta lluvia fresca y el viento.

Padre celestial Tú cual eres bondadoso y bueno, me bendices con este hogar cálido, con maravillosas bendiciones y de poder tener los alimentos para disfrutar en mi mesa, con una hermosa familia la cual adoro. También gracias señor, en esta semana que termina y ya que comienza nos siga bendiciendo y llevándonos por el camino correcto.

En este sábado día de descanso dejado por el señor, quiero como siempre encomendarme a ti toda mi familia. Que siempre halla amor y alegría en mi corazón y que cada acción que haga este dirigida por ti. Por favor, siempre cúbreme con tu manto sagrado la integridad y que mis caminos sean de prosperidad y triunfo para todos mis familiares.

Bendice, todos mis planes dios mío y san charbel, mi hogar y cada persona que me rodea. Permítenos que cada dificultad que tengamos que enfrentar poder encontrar la solución más precisa sin hacer daño alguno a mis semejantes.

mas también señor cógeme de la mano y ayúdame a terminar mi tarea con furor y coraje que con tu mano se que podre verlas realizar.
Nuestros triunfos y nuestras alegrías la hemos realizados en ti mi señor. Sin tu poder y presencia nunca sería posible realizar nada en mi vida gracias mi DIOS.

Y más cuando ya me encuentre en la noche, permíteme poder tener el privilegio del descanso reparador y placido. Así aleja cada pensamiento cual pueda quitar el sueño a tu siervo que te aclama, así que puedas poner siempre pensamiento de prosperidad y amor.

Amado Dios amado, hoy mil gracias por poder darme tu presencia de amor. Pues si tú estás conmigo, nada ni nadie estarán contra mí, Amén.
Comparte siempre la oración, alguien espera por la bendición de la oración.