Oración para el sábado

Pocket

Oración para el sábado

Señor amado, hoy vengo a ti pedir por cada una de las persona que necesitan de tus palabras, por cada enfermo que le llegue el mensaje, en este momento sentimos tu presencia, tu mano amiga, tu mano poderosa que nos cubre, que este mundo se ha cubierto con tu cálido amor.

Te pedimos para que nos libres del mal. Esa miseria que nos envuelve emocionalmente quítanosla, protegemos de toda confusión, de la tristeza. Te lo pedimos Dios, en tu nombre ya que, somos tus hijos cual queremos seguir tus pasos, oh señor padre, tú que nos enviaste a Jesucristo tu único hijo, para demostrar tu presencia.

Te rogamos hoy y todos los días oh señor por nuestra salud, Por nuestras familias y tener tu palabra para así promulgarla, nunca nos abandones se nuestro camino como pradera clara y con firmeza para seguir avanzando y no ser perseguido por la falta de fe, que en ti no creen pero tu mensaje lo llevare y seré testigo siempre de tus bendiciones.

Señor sea tu propósito el que se establezca en cada corazón, creer con firmeza en cada una de tus promesas, Sin temor a escuchar voces extrañas o que nos llenen de alguna duda, en decir o sentirnos que estamos solos, pues nuestro corazón sabe que está lleno de tu amor y tu bondad.

Señor que sea tú en cada Rincón, en cada momento con nosotros eres el único que todo lo ve, que todo lo puede, que siempre vive y reina. En tu presencia nadie como tu amor hacia tus hijos, y gran es tu presencia que nos dado a nuestro señor san charbel, para que interceda por nosotros ante ti.

Lleva en nuestros corazones el propósito, arraiga en este día la voluntad de creer siempre más en ti. Si en este mundo hay personas que nos odian, sé que tú nos ama; Si un miembro de nuestra familia nos abandonó; tú jamás nos abandonara.

Derrama firmeza, Paz, salud, sabiduría y felicidad. Pues yo creo siempre en ti señor Dios en mi corazón Dios del universo. En ti confió en ti encargo mi familia hoy y siempre. Así se siempre tu palabra en el nombre del padre, del hijos y del espíritu santo amen. A ti sea siempre la gloria, AMEN.