Oración para la noche del domingo 28-2-21

Pocket

Oración para la noche del domingo 28-2-21

Señor mío, en este momento el Cual me decido ya a poder descansar de este hermoso día el cual me diste, gracias Señor por todos los días haga lo largo de esta semana me pudiste cubrir con una hermosa bendición, siempre cuidándome y gracias por el techo que recubre siempre nuestras noches. Gracias padre y siempre pidiéndote a ti que nunca te alejes de nuestro lado.

Te imploramos que en esta hermosa noche sea siempre en nuestra compañía y nos cuide y proteja con tu hermoso manto dándonos siempre paz y alumbrando nuestros caminos. Por favor aleja todo el enemigo conocido y no conocido de nuestra morada, de nuestras familias y de toda nuestra vida, para que nunca intente ni siquiera acercarse o intenciones maliciosas a nosotros.

Padre hoy en esta noche te invito, a que siempre forma parte de este hermoso hogar, qué te doy lo cual él estemos nos podemos sentir la tranquilidad que ofrece tu compañía, la calma que nos brinda y la bondad con cual nos tratas.

Se señor en esta nueva semana que casi está a iniciar te pedimos que seas nuestra roca, nuestro Pilar, nuestra fortaleza, brindamos siempre con tu energía para así poder avanzar en transcurso los días hacia nuestras metas.

En esta noche el cual entrego a ti señor todo lo cuidado de nuestra familia y de mi vida concédenos padre, un hermoso y reparador sueño en el cual en el día que está a punto de terminar para que nuestro cuerpo y nuestra alma se sientan vigorosos de salud y energía.

Padre en estos momentos también igual te pido que ilumines mi mente para así con ella actuar siempre con humildad y encontrar las soluciones más posibles a todos los problemas, sin afectar a mis semejantes.

Gracias por haberme cuidado en el transcurso de la semana que pasó, y Desde este momento te pongo en tus manos la semana que inicia para que cuides mi hogar, mi familia y mis sueños. Mi confianza y mis ilusiones están siempre puestas en ti porque tú eres mi Dios mi señor y en ti confío porque tu señor todo lo puede, amén.