Oración para la noche del domingo

Pocket

Oración para la noche del domingo 

Señor amado ya cuando la luz en este día comienza a cesar, da pasó a una nueva noche el cual está llegando con el brillo de las estrellas. En este momento buscó la forma de acercarme a ti siempre, esperanzado y feliz, para en este instante dar gracias por tu generosidad, por tu amor, por tu bondad que me brindaste.

Padre, gracias por cuidarme en todo lo largo de este hermoso dia, gracias por protegerme y guiarme por tus mejores caminos y por siempre ver luz al final del camino sosteniéndome siempre de tu mano.

Gracias mi Dios, por cada una de las bendiciones que fueron siempre cerca de mí, por eso siempre al llegar a casa te entrego mi corazón, para que siempre lo cuide y nos dé una hermosa noche, en donde compartir con mi familia y mis amigos en este hogar.

Señor hazte presente en este hogar, habita lo y habita en cada corazón que en este humilde morada, permíteme siempre encontrar la tranquilidad en los sueños que tú nos brindas en las noches, para así al siguiente día tener las fuerzas necesarias para seguir avanzando por los caminos, de la bendición dada por ti señor.

Es hermoso sentirse confiado en tu amor, porque tú eres quien guía mis caminos Por eso siempre a tu cuidado dejo mi familia, porque es lo que más amo en este mundo, señor bríndales Tu compañía en todo momento, concédele siempre lo que su corazón necesita hágase siempre tu majestuosa voluntad ante todo.

Haz que la bendición caiga sobre todo los hogares de que conforman nuestra familia y de nuestras amistades señor, llévales la salud a todo aquel que esté enfermo en este momento y aquellos el cual pasan por alguna situación señor socórrele, porque tal vez su corazón está indefenso y necesitan de ti.

Dios amado, gracias por escucharme por medio de esta oración que a ti elevo en este momento, Gracias por este día y por escucharme siempre, porque mi fe está puesta en ti Y quién pone su fe en ti, siempre tendrá las mejores respuestas porque tu amor descenderá sobre cada una que a ti implora, amen.