oracion para la noche

Al final de este día, queremos elevar nuestras plegarias en honor a San Judas Tadeo, apóstol fiel y patrón de las causas difíciles y desesperadas. En este momento de reflexión, encontramos consuelo y esperanza en tu poderosa intercesión, oh glorioso San Judas Tadeo.

 

En este día que llega a su fin, reconocemos que la vida está llena de desafíos y pruebas, pero confiamos en tu intercesión para superar las dificultades. Tú, que has sido llamado «el Thaddeus valiente» por tu valentía al predicar el Evangelio a pesar de las adversidades, enséñanos a enfrentar nuestras propias batallas con valentía y determinación.

San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, te pedimos que ilumines nuestro camino en los momentos de oscuridad, que fortalezcas nuestra fe cuando dudamos y que nos guíes por el sendero de la esperanza cuando la desesperación amenaza con consumirnos.

Ayúdanos a encontrar soluciones a nuestros problemas y a superar los obstáculos que se presentan en nuestra vida cotidiana.

 

Te agradecemos por tu amor y compasión hacia todos los que acuden a ti en busca de ayuda. Encomendamos a tu cuidado a todos los que sufren, a los enfermos, a los que enfrentan dificultades económicas y a los que luchan con problemas familiares.  Te pedimos que intercedas por ellos ante nuestro Señor Jesucristo, para que encuentren consuelo y alivio en su amor.

 

En este momento de oración, te pedimos que escuches nuestras súplicas y que las lleves ante el trono de la gracia divina. Ruega por nosotros, San Judas Tadeo, para que podamos vivir nuestras vidas de acuerdo con la voluntad de Dios y que, al final de nuestros días, podamos unirnos a ti en la gloria eterna del cielo. Amén.