oracion para la noche

Oh glorioso San Judas Tadeo, apóstol fiel y patrón de las causas difíciles, me postro ante ti en esta tranquila noche para agradecer tu amorosa intercesión y pedir tu protección y ayuda en este momento de descanso. Reconozco tu poder ante Dios, y te imploro que escuches mis súplicas.

San Judas Tadeo, apóstol de la esperanza, te ruego que mires con compasión a mi familia, seres queridos y a mí mismo. Te encomiendo nuestras vidas y nuestras preocupaciones, confiando en tu poderosa intercesión. Te suplico que nos guardes de todo mal, peligro y tentación que puedan acechar en la oscuridad de la noche.

Que tu luz divina disipe la oscuridad de nuestros corazones y guíe nuestros pasos en el camino de la fe, el amor y la paz. Concédenos la fortaleza para afrontar los desafíos que enfrentamos y la sabiduría para tomar decisiones acertadas en nuestras vidas.

San Judas Tadeo, te pido especialmente por las dificultades y problemas que enfrentamos en este momento [menciona tus preocupaciones específicas]. Sé que las causas difíciles son tu especialidad, y confío en que, con tu ayuda y la gracia de Dios, podremos superar estos obstáculos.

Te doy gracias por tu intercesión constante y por escuchar mis plegarias. Encomiendo a tus manos amorosas nuestras intenciones y necesidades más profundas. Ruego que las presentes ante el Trono de la Gracia, para que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas.

San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, vela por nosotros en esta noche. Cubre con tu manto protector a todos los que amo y a mí, y danos un sueño reparador y tranquilo. Que amanezcamos con fuerza renovada y un corazón lleno de gratitud.

Amado San Judas Tadeo, te pido estas gracias con humildad y devoción. Amén.»